LA TEMPORALIDAD DE LOS BOMBEROS FORESTALES DE CASTILLA Y LEÓN FAVORECE LA PROPAGACIÓN DE INCENDIOS FORESTALES FUERA DE LA CAPACIDAD DE EXTINCIÓN.

La estacionalidad de los bomberos forestales no permite que en invierno se realicen los trabajos preventivos necesarios para evitar catástrofes como la actual de Zamora. Un incendio que podría haberse sofocado sin más complicaciones se ha convertido en un problema a nivel nacional.

SITUACIÓN, CONSECUENCIAS Y DEMANDAS DEL DISPOSITIVO.

Continuidad: Actualmente fuera de los periodos de “riesgo alto de incendios” que son dictados arbitrariamente entre el 1 de julio y el 30 de septiembre -sin tener en consideración las condiciones climáticas-, el operativo de incendios forestales se encuentra “inoperativo”, ya que cerca del 95% del personal es despedido tras la campaña de incendios.

Debido a esto la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León se ve obligada a gestionar situaciones tan catastróficas como la actual del incendio de Sierra de la Culebra , con tan solo un 30% del operativo contratado. La Jnta es, por tanto, totalmente incapaz de realizar las tareas de custoria del territorio a las que está obligada, dependiendo de la buena voluntad de otras comunidades -como Galicia, Cantabria, Castilla-La Mancha, Madrid, Andalucía, Extremadura- y de entidades dependientes del MITECO Ministerio de Transición Ecológica. En conjunto, han aprotado más personal y medios a la extinción del incendio que la propia Junta de Castilla y León.

Para evitar que esta situación se repita o incluso llegue a convertirse en un problema crónico, solicitamos la conformación de un servicio público de Bomberos Forestales propios de Castilla y León que permanezca activo y en funcionamiento 100% durante todo el año, con una capacidad de respuesta adecuada y que además pueda realizar las labores preventivas necesarias para nuestros montes en invierno.

Categoría profesional de bombero forestal: Solicitamos la categoría profesional de bombero forestal para los trabajadores que cada año luchan contra los incendios en Castilla y León. Esto implica que el dispositivo esté disponible durante el resto del año para realizar las labores de apoyo en las incidencias (inundaciones, nevadas, búsqueda de desaparecidos…) en el medio natural y rural. Estas labores se llevan realizando desde el dispositivo desde hace muchos años, sin recibir ningún tipo de formación.

Más formación: el adiestramiento que recibe el dispositivo es prácticamente inexistente. En el mejor de los casos, apenas alcanzan 10 horas cada 5 años.

Más medios: la mayor parte de los medios materiales están obsoletos y/o son escasos. Por poner un ejemplo, en muchas ocasiones las autobombas superan los 40 años de antigüedad y los helicópteros casi nunca llegan a sus bases en la fecha indicada en los pliegos.

DESESTACIONALIZACIÓN DE LOS INCENDIOS

La verdadera campaña es cada vez más larga, comienza con fuerza antes de lo que hasta ahora era habitual, en primavera, y los incendios no se limitan a los meses más templados. Sin ir más lejos, el incendio de Hermisende, en Zamora, arrasó más de 2000 ha el pasado mes de febrero.

LA REFORMA DEL INFOCAL BENEFICIA AL CONJUNTO DE CASTILLA Y LEÓN

Asociación de Trabajadores de Incendios Forestales de Castilla y León

Plataforma de Bomberos Forestales en Lucha de Castilla y León

18 de Junio de 2022